En la era del contenido y de los medios de comunicación masiva, el arte es una de las mejores maneras de transmitir el mensaje del desarrollo sostenible y estimular la reflexión. Este campo se enfrenta a la necesidad de renovar las representaciones y prácticas artísticas basadas en una demanda social y ecológica dirigida a los artistas.


El arte también es un catalizador del sentido de pertenencia. Los eventos y actividades artísticas reúnen a un gran número de personas y fortalecen el sentido de pertenencia a una comunidad al mostrar públicamente su patrimonio, recursos y tradiciones, por ejemplo.


Entre las expresiones artísticas más accesibles al público, en general, se encuentra el arte urbano y la ilustración, ampliamente compartidos en las redes sociales además de ser fácilmente visibles en la calle. Estas buscan involucrar al mayor número posible de personas y hacerlas conscientes de los problemas actuales de la sociedad de una manera original.


El proyecto de preservación del patrimonio que realiza Equitable Connections (EC) en comunidades rurales y no comerciales incorpora esta noción, ya que la preservación no sólo consiste en registrar información sino también en compartirla. Por esta razón, EC contactó a Missy, Léontine, Julien y Alys, 4 artistas franceses que aceptaron brindar su tiempo y creatividad para ilustrar 52 elementos relacionados con el patrimonio de la provincia de Pallasca, Ancash, la primera comunidad del Proyecto Equitable.


Entre objetos típicos, costumbres, tradiciones y recursos naturales, las 52 ilustraciones representan elementos o prácticas que han desaparecido, están desapareciendo o deberían ser puestas en valor por sus propiedades benéficas. Estas ilustraciones se utilizarán para elaborar los distintos productos de una campaña de crowdfunding que se comenzará a finales de año y que financiará la continuación del proyecto.